Cocoa es una de las APIs básicas para el desarrollo de aplicaciones en Mac OS X. Y teniendo en cuenta que el sistema operativo que corre el iPhone es una versión reducida de ese, lo más normal era que el SDK para el teléfono también estuviera basado en Cocoa.
En realidad, se trata de una versión adaptada a la pantalla multitáctil del iPhone, Cocoa touch, adaptada para ser usada no con el ratón y el teclado, sino con los dedos. Por debajo de esta capa, dispone de otras tres: Media, Core Services y Core OS, que son las que ofrecen las funcionalidades del iPhone.