¿Te imaginas una mesa que en vez de tener una gran superficie de apoyo, sostenga las cosas que requieres apoyar sobre ella?

Pues, Diana Halbeisen lo ha imaginado y construido.

En esta mesa, sin superficie de apoyo, sólo hay soportes en los que puedes encastrar tu vaso y plato a la hora de comer.

Quizás no sea la mesa más cómoda, pero sin dudas es curiosa, hermosa y, además, ocupa muy poco espacio cuando no está en uso.

Visto en YD