Algoritmos, reconocimiento de platillos, predicción de demanda, inteligencia artificial son algunas de las tecnologías que las cadenas cloud restaurants utilizan para ofrecer comida, por ejemplo en México y Colombia o Brasil.

La explosión de apps de entrega de comida ha mantenido las opciones competitivas para los clientes. El tráfico citadino de la Ciudad de México y Bogotá hace que las calles y avenidas de estas ciudades se pueblen de ciclistas o motociclistas que cargan grandes portaviandas para entregar comida.

Los cloud restaurantsestán listos para que los pedidos que preparen en sus cocinas ocultas y su entrega bajo demanda sean más eficientes en estas ciudades debido a los largos tiempos de traslado que mantienen a la creciente clase media fuera de sus hogares durante periodos prolongados de 12 horas o más.

Cocina inteligente

La cocina en la nube se mezcla ahora con chile chipotle. En el concepto cloud restaurant lascocinas se basan en un concepto virtual y un sistema de chef inteligente que utiliza inteligencia artificial para producir alimentos en función de las previsiones de demanda, les ayuda a reducir el desperdicio de alimentos.

La buena noticia es que hacer mejoras tecnológicas puede ayudar a los restaurantes como MUY a prosperar. Gracias a la cantidad de datos que recolectan, miden, comparan y cruzan, la merma en sus restaurantes en México y Colombia es menor al 5%, una cifra relevante para los índices de la industria.

La sofisticación a la que esta cadena de cloud restaurants ha llegado es tan específica que los mejores algoritmos de predicción de demanda basados en inteligencia artificial los tienen tres grandes compañías: Google, Amazon y Facebook. MUY trabaja con la tecnología de este último para saber qué es lo mejor para sus comensales.

Al algoritmo le ingresan datos diversos como los 350 platillos que venden diariamente a la hora de la comida, multiplicado por los 45 puntos de venta que tienen en ambos países, y estos datos los cruzan con el día de la semana, la hora, si llovió o no, si hubo sol y otros factores para afinar el gusto de sus usuarios y estar preparados.

Comer bien

Los establecimientos cloud restaurantofrecen una experiencia diferente. Hay pantallas gigantes donde el comensal interactúa con un menú, elige un platillo —ya sea predeterminado o arma una combinación—, que con los ingredientes disponibles puede ser de hasta 8,000 variantes.

En el caso de MUY el platillo incluye agua y tres tortillas hechas en casa por 49 pesos o 59 pesos por el tamaño grande. Se puede pagar con tarjeta (crédito o débito) y si no, hay una máquina que recibe billetes y monedas e incluso, en su nuevo punto de venta piloto en Bogotá, totalmente automatizado, la entrega se hace a través de un casillero numerado que se enciende para recoger ahí los alimentos.

MUY atiende el nicho de clase media emergente que quiere comer bien, a buen precio, ser atendido rápidamente y en un sitio con buen ambiente, que buscaal oficinista que quiere comer bien y no gastar mucho.

José Guillermo Calderón y Miguel McCalister, dos emprendedores colombianos, detectaron un nicho a explotar luego de montar un sitio de entrega de comida a domicilio, del que luego nació Restaurantes MUYAhora constituyen una cadena latinoamericana de restaurantes que tiene presencia en los mercados más grandes: Colombia, México, y ahora van por Brasil.

Precio, sabor y calidez

El concepto de la marca es ofrecer lo mejor de la fonda con lo mejor de los restaurantes fast-food, es decir, el sabor casero y el precio de la fonda con la rapidez, la limpieza y el buen ambiente de un restaurante de cadena internacional. Es la mezcla de dos mundos, donde la gente acude por precio, sabor y calidez.

Los restaurantes de servicio completo pueden resultar prohibitivamente caros y consumir mucho tiempo, los restaurantes informales tradicionales (fondas) no cumplen con los estándares de calidad. Según datos del mercado, alrededor de 40% de los empleados llevan comida al trabajo. 

Antes de la pandemia, Euromonitor estimó que para 2020 la industria de servicios de alimentos en América Latina generaría $264,000 millones de dólares. Las cocinas en la nube son espacios de calidad comercial, compartidos y totalmente equipados para los propietarios de restaurantes. Hay quienes los describen como “cocinas fantasma” o bien son “el WeWork para las cocinas de los restaurantes”.

Las aplicaciones de entrega y las cocinas en la nube están revolucionando la forma en que comemos. Los ganadores entre las diversas apps de entrega global y las cocinas en la nube se disputan el control, estas empresas saben algo con absoluta certeza: todos debemos comer.

Por: Andrés Jaramillo, Chief Marketing Officer de MUY