En estos tiempos de teletrabajo y de pasar la mayor parte del tiempo en casa, el diseño está más que nunca al servicio de nuestro bienestar. El nuevo minimalismo nos devuelve la verdadera esencia de la sencillez, pero sin dejar nada al azar, pues en este contexto de mínimo contacto social, necesitamos materiales cálidos y mucho confort a nuestro alrededor. Por ello, no es casualidad que los suelos de parquet vuelvan a cobrar protagonismo. Más concretamente, las maderas de tonos claros que encajan perfectamente en hogares centrado en la luz y el espacio.

Siguiendo las huellas de marie kondo

Los gurús del orden lo llevan predicando desde hace mucho tiempo. Eliminar lastres es la única forma de crear orden y tranquilidad. El nuevo minimalismo no es una declaración intelectual que idealice el vacío, sino más bien una filosofía de vida que adaptamos a todos los ámbitos, incluido el de la decoración. El arte de “eliminar lo que sobra” ya no es un tópico sino una realidad diaria, y así lo demuestra el éxito mundial del método japonés KonMari que eleva a arte el deshacerse de las cosas. Su objetivo final es crear espacios ordenados que aporten armonía y paz. La decoración ha perdido su función decorativa y solo se quedan aquellos elementos que nos proporcionan buenos sentimientos. Consumimos menos e invertimos en cosas sostenibles de calidad que realmente marcan la diferencia.

blank

El nuevo minimalismo

“Menos es más”: el credo sigue siendo el mismo, pero el minimalismo nos muestra hoy su lado más suave. La sosa decoración en tonos blancos y negros de los años 90 ha dado paso a los tonos beige, los colores tierra oa los tonos empolvados más cálidos, y estos se combinan con texturas de fibras naturales y suaves o artículos hechos a mano. De esta premisa bebe la nueva tendencia de moda: el Japandi, una mezcla de diseño japonés y escandinavo. Las líneas minimalistas, las formas orgánicas y la paleta decolores neutros encajan perfectamente con esa nueva filosofía de vida centrada en la tranquilidad y armonía. El protagonismo de los materiales naturales explica a la vez la destacada presencia de la madera, no solo en muebles, sino también en suelos e incluso en techos y paredes. En una época en que el contacto humano se reduce al mínimo, anhelamos más que nunca la acogedora sensación de la madera.

El calor de la madera

Bajo las nuevas necesidades que ha traído consigo el contexto actual, no resulta extraño que haya crecido la demanda de suelos de parquet, más específicamente de maderas en tonos claros, pues estas refuerzan el sentimiento de confort y luz. La belleza de la naturaleza se aprecia en la variedad y detalles que la confirman, y eso es precisamente lo que ofrece la gama de parquet de Quick-Step. En especial, los suelos de parquet en tonos de madera clara, sin la estética de los nudos o las grietas, ayudan a que el hogar se vea pulcro, limpio, y de gran serenidad.