Cambiar de ambiente y lugar no necesariamente tiene que abarcar la idea de un cambio de casa o de una mudanza que puede tardar días y generar gastos muy elevados. Afortunadamente hay oportunidades para que puedas transformar tu lugar sin la necesidad de de desembolsar todos tus ahorros y con la comodidad de seguir con tu presupuesto mensual sin considerables alteraciones.

Hay servicios como financiamientos de hipoteca que brindan un monto destinado específicamente para que puedas renovar tu espacio sin complicación alguna, desafortunadamente hay personas que aún no saben que esto existe, es por eso que aquí te compartiremos los aspectos generales así como los pasos para saber cómo conseguir un crédito hipotecario de este estilo.

El crédito para renovar tu casa te permite solventar el fuerte gasto de poder comprar materiales y herramientas para renovación, remodelación y ampliación. Este puede acomodarse de acuerdo a tu presupuesto en mensualidades que van desde los 12,18,24,36,48 y hasta 60 meses, con un monto previamente establecido con el fin de no alterar tu economía.

Este financiamiento cuenta además con seguros de obra y responsabilidad civil en dado caso de un percance que pueda suceder en la obra, ya sea accidente, derrumbe, daños públicos, entre otros. Además incluyen el seguro de desempleo, el cual se asegura de continuar con una fracción de los pagos en caso de perder la fuente de ingresos primordial.

Existe una herramienta llamada simulador de crédito dentro de las instituciones bancarias, este está diseñado para mostrar un monto aproximado del crédito con el sólo hecho de insertar información básica referente a la acción. Al completar los datos, el sistema arrojará el monto cercano con los costos de seguros incluidos, además del CAT y tasa de interés, misma que puede disminuir si los pagos son puntuales.

Si estás considerando en cambiar de ambiente, considera adquirir un crédito de renovación para darle un giro a tu hogar sin tener que gastar mucho.